Mantas térmicas eléctricas para tratamientos estéticos

¿Cuanto te quieres gastar?

Medisana HU 665 Calienta Camas Eléctrico con 3 Ajustes de T

Medisana HU 665 Calienta Camas Eléctrico con 3 Ajustes de T

Ver precio Más info
Medisana HB 675 Manta eléctrica de peluche XXL, lavable, ma

Medisana HB 675 Manta eléctrica de peluche XXL, lavable, ma

Ver precio Más info
Medisana HDW Manta calefactora , lavable, manta de peluche c

Medisana HDW Manta calefactora , lavable, manta de peluche c

Ver precio Más info
sinnlein® Calienta Camas | Manta Eléctrica 180 x 130 cm Gr

sinnlein® Calienta Camas | Manta Eléctrica 180 x 130 cm Gr

Ver precio Más info
Tristar BW-4752 - Manta bajera eléctrica, 160.x.140.cm, 2 z

Tristar BW-4752 - Manta bajera eléctrica, 160.x.140.cm, 2 z

Ver precio Más info
Solac CT8680 Helsinki - Almohadilla terapéutica Lumbar, 100

Solac CT8680 Helsinki - Almohadilla terapéutica Lumbar, 100

Ver precio Más info
Medisana HU 662 Calefacción bajo la cama, 150 x 80 cm, desc

Medisana HU 662 Calefacción bajo la cama, 150 x 80 cm, desc

Ver precio Más info
Beurer UB60 Calientacamas individual, transpirable, lavable,

Beurer UB60 Calientacamas individual, transpirable, lavable,

Ver precio Más info

Otro de los usos que tienen las mantas es la utilización terapeútico. En el momento en que contamos afecciones musculares o articulares, utilizar calor sobre el foco del mal asiste para reducirlo.

Con este dispositivo podrás gozar de una cama cálida en sus lados.

Una manta eléctrica es un aparato que se va a transformar en nuestro aliado clave en el momento en que las temperaturas descienden, especialmente útiles en invierno. Nos va a ayudar a relajarnos, a la vez que nos ofrecerán un calorcito muy placentero.

Despliegue bien la cubierta antes de encenderla, no está hecha para conectarse mientras que está plegada.

La manta eléctrica Bosch cuenta con una tecnología avanzada para ofrecer la seguridad máxima; te garantiza una cama siempre a la temperatura adecuada para que disfrutes del máximo confort.

El calor provoca que la sangre asista hasta la zona perjudicada y facilitando la dilatación de los vasos sanguíneos para hacer que el oxígeno llegue antes al sitio del mal y lo alivie mucho más rápido.

El funcionamiento de una manta eléctrica es verdaderamente sencillo. Debe colocarse sobre la zona que queramos tratar pues es apta para piernas, para el mal cervical y calmar el tren superior.

Te aconsejamos apostar por un modelo que esté hecho de algodón; así mismo lograrás la máxima resistencia al paso del tiempo, además de una magnífica suavidad que te va a ayudar a dormir por las noches.

En estos días que hace tanto frío en la calle, disfrutar de una de las mejores mantas térmicas nos harán gozar del día a día en nuestra casa sin tener que gastar tanta calefacción.